Buscar

PROCESO

¿Cómo se sana un corazón roto?

No hay pócima mágica. Ni secreto alguno. Ni manual de instrucciones. Ni pasos a seguir.

Hay aprendizaje, reconstrucción y crecimiento.

Hay elección del sufrimiento, si te dejas fluir.

Duele mucho, duele poco, poquito y nada.

Te lo prometo, vas a dejar de insistir.

A dejar de pasar por la montaña rusa de sentimientos, indiferencia, decepción, enojo y resentimiento

Para empezar a ver y entender, que tus pies ahora caminan distinto, que tus manos no necesitan a un otro que los guíe, sino a vos misma para que te sostengas.

Aunque el sentimiento de vacío crece, está haciendo espacio para tu nueva vos. Déjalo ser.

Llorale a la vida y a todos los astros, agotá todos los recursos que tengas hasta no dar más.

No evites caer, porque desde el suelo hay una vista panorámica distinta. Es en ese entonces, cuando posiblemente entiendas, que la única persona que va a sanar ese latido, sos vos.

Que el corazón va a volver a florecer, ahora más fuerte y más decidido.

Que tu esperanza renace, tu amor se hace trasparente, verdadero y sólido.

Que abrazarte va a ser el mejor remedio que tengas, porque siempre te vas a poder encontrar.

Probá darte ese espacio, ese abrazo y esa luz.

Sanar duele, pero ya va a dejar de doler. Y tu nueva versión se asoma, para regalarte los mejores momentos de la vida.

SANAR

1 vista

Seguinos

  • Facebook - Gris Círculo
  • Instagram Yoga Balance
  • YouTube - Gris Círculo

​© 2020 by Método Yoga Balance.