MI HISTORIA

Me defino una persona única, completa e irremplazable, justo como lo sos vos. Porque todos estamos en esta vida para experimentar, en cuerpo propio, el camino personal transitando por distintos senderos y atravesando distintas emociones. Yendo a lo más terrenal,  el yoga apareció en mi vida a los 22 años sin saber que seria la filosofía que despertaría mi ser por completo. Estudié el profesorado de Nutrición y gimnasia en el Instituto Privado de Educación Física en Olivos, junto con entrenamiento personal, hice la formación del taller para bailarines clásica y contemporánea (TFB) en estudio Viceversa en Palermo y luego ingresé al profesorado de yoga Hindú en IPEF. Siempre en movimiento.

Terminados todos esos estudios y habiendo hecho muchos cursos, formaciones y talleres de temas afines, decidí viajar, mi corazón y mis pensamientos necesitaban aires nuevos.

Viajé por muchos lugares en búsqueda de distintos movimientos, prácticas y danzas desafiantes. Luego apliqué para una beca en un estudio de yoga en Australia y allí fui. Aprendí a relacionarme con el movimiento desde otro lugar, interno, presente y más que nunca consciente. Feliz y triste en muchos momentos, ésas prácticas eran el punto de anclaje hacia mí. Me devolvieron mi pasión.

Eran reales. Necesarias. Fundamentales.

Fue en ese viaje, donde decidí crear un método nuevo, una práctica propia, que me abrace en cada movimiento, respiración e intención.  Ese viaje, me cambió la vida y la forma de verme en ella. En Buenos Aires, no terminaba de encontrar aquella práctica que me genere amor, amor por moverla, por hacerla, por transpirarla. Entonces pensé: y si la invento yo? con todas las herramientas que tengo, algo lindo podría salir. Nace BALANCE.

Como leerán, no me gusta quedarme quieta. Soy una persona que ama el movimiento y la salud, el cuerpo como tal y todas sus transformaciones y la magia que ocurre cada vez que nos hacemos conscientes de nuestras fortalezas y poderes, por eso siempre opté por cursos, carreras o profesorados afines.

Ya para mis 25 años, decidí dedicarme por completo a lo que hoy conocen (o están conociendo) como Método Balance. Una integridad de todo, movimiento, danza, fuerzas, nutrición, desafíos y salud. Equilibrio. Realidad.

Mi signo solar es Acuario, algo rara y loca como el signo bien lo demuestra  pero de personalidad tranquila. Soy fanática de las sonrisas y me apasionan las personas felices, las que se animan a ser sus mejores versiones.

Este método me ayuda muchísimo a crecer personalmente y a crecer con el otro. Mis prácticas son fuertes y desafiantes, así como también simples y profundas. Mi intuición es cada día más poderosa y amo conectarme terrenal y espiritualmente con las personas. Aparecen mundos increíbles si sabemos mirar.

Soy amante de la vida, de viajar, descubrir, crear, hacer, modificar, inventar, experimentar, romper esquemas.

Creo que a esta vida venimos a ser felices, y por sobre todo, auténticos. Cumplimos nuestro propósito, cuando marcamos una sonrisa en el corazón de alguien y reconocemos los placeres de, simplemente, dejarse ser.

Seguinos

  • Facebook - Gris Círculo
  • Instagram Yoga Balance
  • YouTube - Gris Círculo

​© 2020 by Método Yoga Balance.